Día 2. Naturaleza y descanso

Para quienes deseen descansar y conocer el entorno natural de Tarragona, la zona ofrece playa y montaña con opciones muy atractivas en ambos casos.

playas.jpgLas playas de Tarragona, de fina arena, aguas cristalinas y mucho espacio para estar tranquilo pueden ser un lugar de relajación y refresco. Tarragona tiene 15 kilómetros de costa, la Costa Dorada, con playas de gran categoría. La Playa del Miracle, la de la Arrabassada, la Savinosa, Capellanes o Playa Larga son una tentación para los amantes del sol y el mar en calma. En la desembocadura del río Gaià y en la Playa de Tamarit hay una gran variedad de plantas, árboles y bosque bajo así como una diversidad de algas necesaria para el alimento de muchos peces. También es destacable la existencia de más de 80 especies de aves diferentes que viven en la zona de forma constante o estacional.

caminos de tarragona.jpgEn cuanto a la zona de montaña existe una red señalizada llamada Caminos de Tarragona que facilita el recorrido a quienes no conocen el terreno, perfectamente señalizados. Esta red de Caminos de Tarragona se basa en las rutas que desde la antigüedad se han utilizado para conectar los pueblos cercanos de la comarca que quedaban alejados de la calzada romana principal. Algunos de estos caminos son actuales, pero la mayoría son viejas vías de comunicación de aldeas, masías, senderos para comerciantes o incluso pasajes para vigilar desde las montañas posibles incursiones o ataques que pudieran llegar del mar, desde invasores del otro lado del Mediterráneo hasta piratas o contrabandistas. Esta red de caminos permite realizar paseos a pie, bicicleta o caballo por zonas que antiguamente eran utilizadas de forma cotidiana. Por ese motivo no es difícil encontrar restos de torres medievales o canteras y acueductos romanos.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter